Blog

COworking: economía y compañía


El coworking nace con una intención: la economía, y con ese carácter surgen espacios donde las personas que trabajan independientes, o que teniendo una pequeña empresa cuyo fundamento no es el stock ni tampoco los archivos físicos, comparten el pago del alquiler y los servicios como Internet, energía, acueducto, aseo, cafetería, sala de reuniones, sala de juntas, pero más allá de todo ese entorno físico, se crean valores inéditos que amplían los horizontes de estos trabajadores que avanzan en el logro de sus propósitos en el compartir de esos espacios.

En los entornos de coworking se encuentran espacios de trabajo para todos los gustos y capacidad económica con un perfil común que es la intención de generar comunidad. En cuanto ésta se constituye emergen múltiples opciones de actividades orientadas al crecimiento personal y colectivo como conferencias, eventos sociales y empresariales, creación de equipos de trabajo y clubes para actividades de aprendizaje, recreativas y culturales (paseos, deporte, fitness, lectura, danza, cine,…)

En el compartir se genera un tipo de relaciones único y especial que incentiva la cooperación, promueve alianzas y facilita la innovación; poder interactuar con profesionales de otras áreas que trabajan al lado, amplía el enfoque y la diversidad de perspectivas para la creación y desarrollo de los proyectos individuales. El coworking hace posible crear lo que en marketing se llama networking, o red de contactos para los negocios.

La tendencia hacia el futuro con todos los cambios tecnológicos, es a usar menos espacio individual, menos herramientas y archivos físicos, y a utilizar dispositivos electrónicos en cualquier momento y lugar para el trabajo, la comunicación, la diversión y demás actividades humanas. Pero lo que no logra esta tendencia es proporcionar cercanía física, abrazos y sonrisas tan necesarios para la estabilidad emocional y la salud mental; por esta razón, los coworking, como espacios para el encuentro y la cooperación están en el orden del día y se proyectan como una alternativa al aislamiento que promueve la tecnología.

Consejos para ser buen COworker

1. Aprovecha el tiempo en cuanto llegues, no te disperses, estás pagando por el espacio y los servicios.

2. Utiliza momentos de descanso para comentar con otros sobre temas específicos.

3. Comunica tus ideas a través de la cartelera, deja notas, recordatorios de citas e ideas.

4. No interrumpas el trabajo de otros, espera a que estén descansando para abordarlos.

5. Mantén tu sitio aseado y ordenado, encontrarás y conservarás tus pertenencias.

6. No hagas ruidos molestos, usa un tono bajo para conversar,

7. Utiliza audífonos para escuchar tu música y sonidos de multimedia, a los demás no les interesa.

8. Mantén tus dispositivos digitales con bajo volumen, no contamines el ambiente de trabajo.

9. Si fumas hazlo fuera de la oficina, en la terraza o en la escalera de acceso.

10. No comas en el sitio de trabajo, ve a la cafetería.

POR ÚLTIMO. No trabajes en un coworking si eres individualista y celoso de tu saber y creaciones.

Beneficios del trabajo en COworking

ECONOMÍA. Con gastos compartidos: agua, luz, Internet empresarial, recepcionista, limpieza, bebidas calientes,  alarma, muebles…  sólo se paga un precio muy económico por el alquiler del espacio.

EFICIENCIA. Los Espacios de Trabajo en oficinas compartidos proporcionan un ambiente profesional alejado de los distractores que puede tener en casa o en cafeterías. Al no tener que ocuparse de la administración del lugar,, todo el tiempo se puede dedicar a su empresa.

RELACIONES. Se trabaja acompañado con profesionales de diversas disciplinas, se conoce personas que se pueden convertir en amigos, se comparten las ideas, se establecen conexiones.

Quién es un COworker?

Un COworker es un trabajador independiente, freelance en inglés, que tiene un proyecto productivo para desarrollar,;cuenta con ideas innovadoras acerca de las solución a necesidades de clientes potenciales; requiere un lugar para realizar esa actividad y está dispuesto a beneficiarse de la totalidad de servicios que ofrecen los espacios de trabajo compartidos porque comprende que estos le permitirán invertir menos en arriendo y servicios mientras disfruta de las posibilidades de proyectar una imagen más profesional y relacionarse con otros emprendedores para intercambiar experiencias, conocimientos, sueños, afecto, compañía…

Coworking u Oficinas Compartidas?

El concepto de Oficinas Compartidas nace y se desarrolla motivado por la necesidad de reducir costos pero no necesariamente implica el coworking que hace referencia al trabajo colaborativo.

La propuesta de ElDorado COworking busca esa relación entre profesionales que logren construir una comunidad para beneficiarse de compartir no sólo el espacio sino las ideas, los conocimientos, los contactos., la creatividad.

La oferta de puestos de trabajo para compartir se dirige a personas abiertas al cambio, a entablar relaciones con personas desconocidas, a aprender de otros y a dejar que otros aprendan de ellos. En el coworking hay espacio para las actitudes individualistas, herméticas, que implican desconfianza o demasiado celo por la patente. En el mundo actual el conocimiento circula y cambia con tanta velocidad que resulta más productivo ser capaz de intercambiarlo y avanzar con otros; es lo que ha venido ocurriendo en Silicon Valley, el centro de alta tecnología más grande de Estados Unidos y del mundo, donde el contacto permanente entre creativos e ingenieros de diversos modos de pensar y entender la tecnología ha dado origen a los más avanzados desarrollos de la tecnología digital.